Facturación electrónica

Facturación electrónica

El artículo 9 del Real Decreto 1619/2012 establece una nueva definición de factura electrónica que pasa a ser aquella que, cumpliendo los requisitos establecidos por el propio Reglamento de Facturación, ha sido expedida y recibida en formato electrónico. La expedición de la factura electrónica estará condicionada a que su destinatario haya dado su consentimiento. Asimismo, se debe garantizar la autenticidad del origen y la integridad del contenido de la factura electrónica.

De estos preceptos se infieren tres condicionantes para la realización de una factura electrónica:

  • Se necesita un formato electrónico de factura.
  • Es necesario una transmisión telemática (tiene que partir de un ordenador, y ser recogida por otro ordenador).
  • Este formato electrónico y transmisión telemática, deben garantizar su integridad y autenticidad bien a través de una firma electrónica avanzada, o bien mediante un intercambio electrónico de datos (EDI), o bien por otros medios que los interesados hayan comunicado a la AEAT con carácter previo a su utilización y hayan sido validados por la misma.